A day in the life

“Una joven embarazada y su pareja murieron aplastados tras el derrumbe de su propia casa”, arroja la televisión sin desatender su tono sensacionalista; “buscan a un menor acusado de balear por la espalda a una nena de cuatro años en un robo”, reza el titular de uno de los portales de noticias más importantes del país; “asaltó un colectivo, apuñaló a dos víctimas y casi lo linchan”, escucho que se escurre entre las noticias de un programa radial dedicado al rock nacional e internacional; “al final, se murió la nena de trece años sometida a una cesárea en la provincia de Chaco. Ni una vida ni la otra, ¿viste?”, es lo primero que me cuenta mi vecina después del “¿cómo estás?” cuando salgo a la noche a pasear a los perros. Leer Más

Acelerar

En mi perfil de Linkedin me describo como “simpatizante de las redes sociales” y, aunque a veces me parece una expresión un tanto exagerada, creo que es una de las líneas más acertadas de aquel párrafo escueto en el que nos vemos obligados a reducir nuestros gustos, capacidades, hobbies y experiencia profesional como si un par de puntos seguidos fueran capaces de definirnos por completo. Pero, ese es un tema que precisamente hoy no quiero tocar. Leer Más