La relatividad del tiempo

Hace años que lo tengo entre ceja y ceja, lo pienso con demasiada frecuencia. Le exijo pausas, le ruego plazos, le pido favores y el muy canalla no me escucha o simula no hacerlo. Se escurre entre mis manos y mis deseos, no renuncia a ese movimiento ininterrumpido que provoca vértigo y me ensordece con su característico repiqueteo: TIC-TAC, TIC-TAC. Leer Más

Rituales que no necesitan marketing

Siempre que viajo, cargo en mi mochila de mano el mismo objetivo: conocer, al menos, un ritual típico de mi destino y formar parte de él. No hablo de visitar las principales atracciones turísticas que me ofrece el itinerario, esas ya vienen incluidas por defecto en el paquete, sino de aquellas prácticas que son propias de ese pueblo o ciudad que los hacen únicos y reconocidos en distintas partes del mundo y por las que nosotros, los extranjeros, sentimos curiosidad de hacer una parada obligatoria. Leer Más

La Renga: un consuelo para la locura

Desde su nacimiento en la década de los ’50 pasando por las diversas manifestaciones que adoptó en la actualidad, el rock and roll es considerado un fenómeno social por trascender lo meramente musical. Si bien, toda expresión artística suele tener relación con la cultura en la que se origina, el rock guarda un fuerte vínculo con la realidad de sus tiempos. Con la rebeldía como estandarte y su reacción antisistema, conmovió sin esfuerzos al público más joven convirtiéndose en un espacio de lucha y resistencia. El rock and roll no sólo despierta pasiones por los músicos que le dan vida, sino porque es emblema, una forma particular de ver el mundo, un refugio que calma la sofocación del día a día pero, también y sobre todo para nosotros que escribimos, es un medio para la transformación y la comunicación. Leer Más

Abrazar la distancia

Esta tarde se respira un aire diferente. Son evidentes los síntomas de una primavera prematura. No hay vestigios de bufandas, ni chalinas; las modernas ruanas quedaron colgadas en el perchero de casa y, ni por asomo, desfila algún transeúnte encapuchado. Pienso, mientras dejo atrás la estación Las Heras, que esta debe ser nuestra época favorita del año. Los colores vivos reemplazan a los opacos grises que caracterizan al frío, las flores renacen de sus cenizas, los pájaros no dejan de parlotear y la gente vuelve a colmar las plazas. Leer Más

Perotá Chingó: un viaje de encuentros cósmicos y terrenales

–  ¿Qué tal Perotá Chingó?

–  … -. Recuerdo que le sonreí y la miré fijamente. No tenía mucho tiempo puesto que mi interlocutora demandaba una respuesta inmediata. Entonces, pensé. Demoré varios segundos antes de contestar; todavía no sabía bien cómo describir aquellas primeras sensaciones. Un día después, sus voces aún me perseguían, rondaban en mi interior; resonaba un malambo sin pausa en la cabeza. Recapitulé de manera desordenada el show sabiendo perfectamente de antemano qué había sucedido cuando los músicos salieron a escena así como también tenía muy claro qué contarle a mi oyente. Lo cierto es que me daba vergüenza admitir lo que estaba a punto de manifestar.  Leer Más

Rodar ligera, rodar liviana

–  ¿Arrancamos? -, soltó dubitativa. Como si mis deseos anhelaran lo contrario; como si no estuviera luchando contra mis impulsos para controlarme, para no mandar todo al diablo, para no rajar sin aviso, sin horarios, sin fecha estimada.

Primero la derecha, luego la izquierda. Las piernas se entregaron a flotar en una altura poco prometedora. Se deslizaron, en principio, con dificultad. Pero a medida que avanzaban por una calle peligrosamente empedrada, los pedales aminoraron su resistencia. Leer Más

Más allá del invierno: una historia de redención

¿Escucharon hablar alguna vez sobre “el ritual del libro”? ¿No? Qué bueno. Porque entiendo que es una teoría que acabo de elaborar mientras pensaba cómo arrancar estas líneas. Mi conjetura es simple y parte de la idea de que elegir un libro es como decidir el destino de tu próximo viaje. Al menos desde mi experiencia, les confieso que soy partidaria de la versatilidad. Si vengo al palo con periodismo narrativo, es casi seguro que al siguiente giro voy a preferir una novela clásica o algún policial que me mantenga atenta e intrigada hasta el final. De igual manera cuando me voy de vacaciones: si el verano anterior estuve de mochila acampando entre las montañas, luego querré relajar en alguna playa. Leer Más