Había una vez Amélie: una heroína sin capa ni convenciones

“Son tiempos difíciles para los soñadores”.

El descarado de Walt Disney nos hizo creer que la magia existía y que, tarde o temprano, llegaría nuestra Hada Madrina o saldría el Genio de una lámpara y nos rescatarían del pozo para concedernos un par de deseos.

Afortunadamente, sobrevivimos a la infancia y a la adolescencia a puro tropezón y caída, pero por mero mérito de nuestras acertadas o erróneas decisiones. Aprendimos a admirar a héroes de carne y hueso y a ser los capitanes de nuestra propia vida aunque la marea, todavía, se empecina en que naufraguemos.

El superhéroe fantástico jamás se molestó en aparecer.

Sin embargo, un buen día llegó Amélie Poulain a la pantalla grande y decretamos que no volveríamos a ser embaucados por ningún tejido utópico y desleal que nos ofreciera el creador de Mickey Mouse.

La joven francesa, sin un hálito de convencionalismo, nos adentró al Lado B de la imaginación. Con su optimismo como fortaleza y la imaginación como estandarte nos relata una historia real y palpable, una historia que nos acerca y nos identifica, y en la que tendrá que superar su timidez y sus inseguridades para poder llegar al final feliz del cuento.

amelie-poulain-1

La monotonía estaba a punto de calzarse la medalla de campeona hasta que el destino prendió mecha a unas de sus acostumbradas jugarretas. Amélie (Audrey Tautou) tiene 23 años, vive sola y es camarera del Café des 2 Moulins (Café de Los Dos Molinos), ubicado en una de las calles más visitadas de Montmartre (París). La protagonista lleva su vida sin grandes sobresaltos hasta la noche que anuncian la muerte de Lady Di en un accidente automovilístico. Desconcertada por la noticia, sus dedos se debilitan y dejan deslizar así, la tapa de la loción que sujetaba entre sus manos y, como quien no quiere la cosa, el pequeño elemento golpea uno de los ladrillos flojos del baño. Allí, descubre una pequeña caja que contiene en su interior juguetes y fotografías que un niño escondió cuarenta años atrás.

A veces las decisiones más importantes vienen de la mano de los hechos más simples. En ese momento, se propone buscar al dueño de aquellos tesoros y devolvérselos. Luego de un extenso trabajo de investigación, Amélie logra dar con el propietario de la cajita y, al notar una reacción positiva en él, nuestra joven parisina cambia completamente su actitud. Se siente fuerte y se cree a sí misma capaz de todo. Entonces, proyecta un nuevo plan para su futuro: lograr que las personas que están a su alrededor se sientan felices.

001

“Amélie tiene de repente la extraña sensación de estar en total armonía consigo misma, en ese instante todo es perfecto, la suavidad de la luz, el ligero perfume del aire, el pausado rumor de la ciudad. Inspira profundamente y la vida ahora le parece tan sencilla y transparente que un arrebato de amor, parecido a un deseo de ayudar a toda la humanidad la empapa de golpe.”

Si todavía no viste la película, no quiero adelantarte nada más de la trama. Pero sí asegurarte 120 minutos de matices, originalidad, planos exquisitos, escenografías de las que todos quisiéramos ser protagonistas, fachadas parisinas que piden a gritos ¡POSTAL!, personajes entrañables, sonrisas sin previo aviso, fotografías que se escapan de lo efímero y frases a las que vas a recurrir en más de una oportunidad.

“Sin ti las emociones de hoy sólo serían las envolturas muertas de las del ayer.”

005

Datos a saber

  • Título original del film: Amélie (Le fabeleux destin d’Amélie Poulain).
  • Año de estreno: 2001.
  • Director: Jean-Pierre Jeunet.
  • Intérprete: Audrey Tautou.
  • Producción: Claudie Ossard.
  • Guión: Jean-Pierre Jeunet y Guillaume Laurant.
  • Fotografía: Bruno Delbonnel.
  • Música: Yann Tiersen.
  • Género: comedia romántica / de autor.
  • Nacionalidad: Francia/Alemania.
  • Duración: 122 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s