Insuficiente

No fue suficiente la sinceridad.
La verdad sabe destilar su propia ponzoña.
Se deslizó astuta hasta alcanzar nuestras copas vacías
y el color de la soberbia nos encandiló.