Una copia

La mayoría de las veces, sabemos cuando una historia llegó a su fin pero nos cuesta darnos por vencidxs, decir adios y empezar de cero. Las consecuencias de insistir son los daños que nos hacemos a nosotrxs mismos y eso es imperdonable.