Desarma y sangra: compendio de otro año que se va

Estoy segura que en más de una oportunidad les mencioné mi desamor por lo cliché. Tal es mi antipatía que de tanto rechazo termino cayendo en lo típico, porque si no puedes con tu enemigo, mejor te unes a él. Ésta es una de esas ocasiones en las que recurro a lo propio de fin de año. Me consuelo con saber que más de uno odia los balances anuales tanto como yo. ¿A quién le interesa saber cuántas de las líneas que escribiste en tu lista de metas 2018 tachaste? ¿A quién le interesa saber tus fracasos y aciertos? A nadie más que a uno mismo. Creo que me aferro a este patético recurso como una forma catártica de despedirlo pero también de sincerarme con mi yo más mío. Leer Más