La suma

Somos la suma de todas las veces que nos rompimos
y nos volvimos a armar;
la suma de todas las ocasiones que nos dijeron que no
pero también de las escasas oportunidades que obtuvimos el sí.

Insuficiente

No fue suficiente la sinceridad.
La verdad sabe destilar su propia ponzoña.
Se deslizó astuta hasta alcanzar nuestras copas vacías
y el color de la soberbia nos encandiló.